loading...

Probablemente ya hayas leído o escuchado algo sobre esta raíz a la que muchos se refieren como una de las comidas más saludables del mundo y le atribuyen poderes casi mágicos, la curcuma.

¿Pero, qué es exactamente? Es una planta nativa del suroeste de la India. Debido a su vibrante color amarillo su extracto es utilizado desde hace cientos de años como colorante de textiles y comida, siendo una de las especias más utilizadas en la gastronomía india, uno de los ingredientes esenciales del curry, y el que le da su característico color a la mostaza.

Pero las propiedades de la cúrcuma van mucho más allá de la gastronomía, pues desde hace unos cuantos cientos de años también fueron descubiertas sus propiedades antiinflamatorias y desde entonces no han parado los estudios sobre sus bondades tanto medicinales como estéticas.

Cúrcuma y la pérdida de peso

A estas alturas ya todas debemos tener claro que el hígado es nuestro gran aliado a la hora de perder peso, pues es el órgano encargado de quemar las grasas y eliminar toxinas del cuerpo. Es por esto que debemos cuidarlo y mantenerlo en óptimo estado si queremos llegar a nuestra meta de peso ideal.

La cúrcuma puede ayudar a desintoxicar el hígado y protegernos de los daños en las células causados por los contaminantes ambientales y los ataques de radicales libres, entre otros.

Algunas investigaciones han indicado que puede ayudar a reducir los niveles de colesterol en la sangre y de esta forma contribuir a la pérdida de peso al reducirse el tejido adiposo.

También se ha demostrado que la cúrcuma puede incrementar los índices de termogénesis, el proceso mediante el cual nuestro sistema nervioso central quema grasa para mantener la temperatura corporal.

Además, un estudio realizado en el Jean Mayer USDA Human Nutrition Research Center on Aging (HNRCA), de la Universidad de Tufts en Boston, concluyó que la curcumina (el principal ingrediente activo de la cúrcuma) puede detener la propagación del tejido graso al inhibir el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos, proceso conocido como angiogénesis, el cual es necesario para el aumento del tejido graso.

Otro estudio conducido por el Departamento de las ciencias del ejercicio y la nutrición, de la Universidad de Búfalo, halló evidencia que sugiere que la curcumina puede regular el metabolismo de los lípidos, el cual juega un papel central en el desarrollo de la obesidad y sus complicaciones.

Quiero mencionarles un último estudio publicado en el Journal of Nutritional Biochemistry cuyo resultado estableció que la curcumina podía convertir las células grasas blancas (malas), cuya función es almacenar la energía como tejido adiposo o graso, en células grasas cafés (buenas), las cuales, por el contrario, se encargan de quemar esa energía calórica.

Y esto es solo una pequeñísima parte del asunto, pues son cientos los estudios que se han realizado sobre la facultad de la curcumina para prevenir, tratar e incluso revertir diferentes condiciones de la salud.

loading...

Reducir la grasa abdominal con la ayuda de la cúrcuma

Ahora que sabemos que la ciencia avala la adoración popular de esta increíble planta me muero por contarte las diferentes formas en las cuales la podrás incorporar en tu dieta diaria para estar un paso más cerca de estar saludable al tiempo que consigues tu figura ideal.

Hoy nos vamos a concentrar en los usos que podemos darle a la cúrcuma para quemar esa grasa abdominal que nos impide no solo estar cómodas con camisas cortas o tal vez bikinis, sino que además puede representar un riesgo grande para la salud.

¿Sabías que se ha descubierto que la obesidad abdominal es un factor de riesgo de ataque cardiaco mayor que fumar cigarrillos?

Los altos niveles de inflamación y oxidación crear las condiciones para la acumulación de grasa adicional. Una vez la grasa se almacena en el abdomen, comienza a producir compuestos que estimulan tanto la oxidación como la inflamación, creando un círculo vicioso de acumulación de grasa abdominal. La cúrcuma es ideal para reducir este tipo de grasa dado que es un excelente antinflamatorio y además reduce la oxidación en las células grasas.

¿Cómo consumir la cúrcuma?

Puedes obtenerla en diferentes presentaciones, pero es mejor consumirla como raíz fresca de cúrcuma, polvo de raíz de cúrcuma o mediante suplementos que la contengan.

En cuanto a las dosis, las opiniones varían, algunos dicen que lo ideal es consumir entre 1 y 3 gramos por día, aunque sea demostrado que también se pueden consumir entre 4 y 5 gramos diarios y hasta una cucharadita por día sin problemas. Puedes comenzar con una dosis baja e ir aumentándola.

La cúrcuma en polvo la puedes utilizar como condimento o colorante en tu cocina, o agregarlo a alguna bebida o batido que te guste preparar, la raíz la puedes agregar a tus ensaladas o mezclarla en tus recetas favoritas. ¡Las posibilidades son infinitas!

TIP: pruebala junto con pimienta negra o cayena y grasas saludables como el aceite de oliva o de coco, pues estas ayudan a que el cuerpo absorba mejor todos sus nutrientes.

Una de las formas más populares de consumir cúrcuma para bajar de peso es la Pasta Dorada, pues esta tiene todos los elementos para optimizar su absorción. A continuación, te dejo una receta por si te animas a prepararla:

Ingredientes

  • ½ taza (125 mililitros/ 60 gramos) de polvo de cúrcuma orgánico
  • 1 taza de agua (250 mililitros)
  • 2-3 cucharaditas de pimienta negra recién molida
  • 1/3 taza (70 mililitros) de aceite de oliva extra virgen o de coco sin refinar

Pasos

1.Vierte el agua y la cúrcuma en una olla a fuego bajo mientras revuelves lentamente por alrededor de 6 a 10 minutos, hasta obtener una pasta espesa.

2.Agrega la pimienta negra y el aceite y revuelve hasta que los ingredientes se mezclen completamente.

3.Deja que la pasta se enfríe.

4.Esta pasta la puedes almacenar entre 1 y 2 semanas en un recipiente dentro del refrigerador y agregarla a tus preparaciones diarias.

loading...